vc_revisar_04

Iniciativa VotaCultura (versión 1)

  • Documento BORRADOR, para ser revisado a nivel local, por todas las organizaciones que son parte de la red Más Cultura y de los procesos locales post-BalanceCultura 2013.
  • Por favor incluir comentarios en este post, haciendo referencia a páginas y/o secciones específicas del documento.
  • El debate en torno al nombre mismo de la iniciativa aún no ha sido cerrado. Se propone “VotaCultura” como opción tentativa. 

VotaCultura (Version 1) by masculturape

VotaCultura – Versión 1 (17 de Marzo, 2014)

Peru map .

2 pensamientos sobre “Iniciativa VotaCultura (versión 1)”

  1. COMPARTO UN PRIMER COMENTARIO
    EN SÍNTESIS. Pasar de documento consolidado de todos los aportes recibidos a iniciativa VOTA CULTURA, que señala “prácticas institucionales nocivas” y cultura institucional vertical que subestima a las organizaciones culturales.
    ¿Cómo seguimos adelante en el proceso Post Balance de Cultura? Si no mencionamos nombres autoridades “verticales” todo se diluye, si lo hacemos –y tocamos fibra– se corre el riesgo de ahuyentar a los tibios (mayoría apolítica)…
    Entre enfatizar el llamamiento amplio para que se adhieran más personas del sector de la cultura a las reuniones PosT Balance o dar prioridad al trabajo interno para el fortalecimiento de capacidades de los que tenemos un interés explícito en el tema y venimos siendo persistentes en el tiempo…

    TEXTO DESARROLLADO (Gracias por su paciencia).

    La reunión de Balance Anual de Políticas Culturales 2013 produjo un documento de “síntesis de todos los aportes recibidos”. En su momento cuestioné la metodología de “avances/logros” – problemas/retroceso/obstáculos” porque esa dicotomía generaba la falsa sensación de logros en la gestión de la cultura, mi postura es que Gobierno y municipio limeño dicen valorar la cultura e impulsa algunas acciones y les hace publicidad pero en los hechos la cultura esta subvalorada, el panorama de crisis generalizada es grave.
    Con la metodología ambivalente (“estamos mal pero no estamos tan mal”) apareció el problema de cómo el sector de la cultura puede avanzar sin un norte compartido. Porque había los que consideraban que, por ejemplo, el ministerio de cultura impulsaba acciones favorables al patrimonio cultural y, otros consideraban que esas acciones eran totalmente insuficientes, y, en mi caso, consideraba que las acciones a favor de la cultura eran acciones implementadas para distraer mientras se deja patrimonio a merced del poder fáctico (inversión privada y empresas constructoras).
    Para fundamentar mi punto de vista me baso en el análisis de casos en los meses de este gobierno, en los que diversos grupos de defensa de patrimonio (caso Palais Concert, caso Puruchuco, caso Punchauca, caso acantilado de Barranco y La Lagunita, parques Kennedy y Los Próceres, caso Satchmo, otros), conociéndose y aceptándose que el tema (patrimonio y áreas verdes desprotegidos) amerita un drástico cambio de actitud por parte de autoridades, sin embargo pedido ciudadano no ha sido escuchado. Otro síntoma de la poca importancia que le otorga gobierno a la cultura es la sucesión de autoridades improvisadas a cargo de la cultura.
    Entrevista a Diana Álvarez Calderón, Ministra de Cultura
    Fernando Vivas: En sus lineamientos se dice que el ministerio debe estar en las grandes discusiones nacionales. ¿Se referían al debate sobre la inversión, y a su papel en las consultas previas?
    Diana Álvarez Calderón, Ministra de Cultura: [Ríe] Imagínate, en lugar de debatir sobre libros y artes, estamos en eso. 
    Diana Álvarez Calderón: entre ruinas y cultura viva
    http://elcomercio.pe/actualidad/1676698/noticia-diana-alvarez-calderon-entre-ruinas-cultura-viva
    Entrevista Luis Jaime Castillo, Viceministro de Cultura en el área de Patrimonio
    Javier Lizarzaburu: ¿Y Puruchuco?
    Luis Jaime Castillo, Viceministro de Cultura en el área de Patrimonio: Ese proyecto ya está encaminado. Es el caso de dos bienes públicos que se enfrentan. Por una parte está la extensión de la avenida Javier Prado, y por otro el descubrimiento de unos canales prehispánicos, que son importantes. Nuestra respuesta ha sido dar una solución al presente, y no que los muertos impidan la vida.
    PATRIMONIO EN RIESGO: “LO QUE ESTÁ EN JUEGO SON MILLONES DE DÓLARES”. 20 de noviembre de 2013
    http://limamilenaria.blogspot.com/2013/11/patrimonio-en-riesgo-lo-que-esta-en.html

    Ministra considera “eso” a la interculturalidad y viceministro considera que santuario donde reposan restos de la defensa inca al invasor europeo es “muertos que impiden la vida”, ojo que Puruchuco no solo es el museo de sitio, todo el complejo arqueológico es un apu para los indígenas.
    Y en la destrucción de complejo arqueológico Puruchuco por obra vial y túneles a ras del suelo que atravesaran huaca (“patrimonio cultural de la nación intangible”) el municipio limeño ha puesto dinero y la alcaldesa Villarán apoya a Benavides, alcalde de Ate impulsor de atentado cultural, quien ha dicho “otros municipios han destrozado el legado cultural del país y nadie ha dicho nada” (El Comercio, 10/09/2011).
    El municipio limeño tiene el programa Cultura Viva Comunitaria a cargo de la Gerencia de Cultura (Gerente Pedro Pablo Alayza), con marco legal (Ordenanza 1673) y presupuesto (este año: dos mil trescientos millones de soles) y, sin embargo, el Centro Cultural El Averno con 14 años de trabajo en jirón Quilca y un reconocido prestigio como espacio articulador de creatividad innovadora careció de apoyo municipal, luego de infructuosas gestiones ante el Gerente de Cultura El Averno dejó la zona en octubre del 2012,. Por un lado se implementa Programa municipal para supuestamente apoyar la cultura viva y en la práctica se deja sin respaldo valiosa y emblemática experiencia.

    Lastimosamente podría extenderme en anécdotas que evidencian autoridades improvisadas y doble discurso.
    Decía que el documento Balance Anual de Políticas Culturales 2013 es un consolidado de opiniones diversas. Y aparece la iniciativa VOTACULTURA en cuyo documento borrador leemos: “existe una cultura institucional vertical, hermética y opaca que subestima y deja de lado no solo el trabajo constante e independiente de cientos de organizaciones culturales en todo el país, sino los interese de las propias comunidades y la pluralidad de aproximaciones a las prácticas y expresiones culturales en todo el Perú”. Y Borrador de VOTACULTURA señala “prácticas institucionales nocivas desde algunos gobiernos locales y regionales que aun no asocian el trabajo cultural con la promoción de prácticas democráticas y transparentes (…) ni con proceso más amplios de desarrollo humano y fortalecimiento de derechos civiles”.
    Entonces, en el proceso de reunionés Post Balance de Cultura se llega a una toma de posición dejando de lado dicotomía ambivalente o ambigua, y se hace un duro y sincerado diagnóstico: CULTURA INSTITUCIONAL VERTICAL QUE SUBESTIMA A LAS ORGANIZACIONES CULTURALES, PRÁCTICAS INSTITUCIONALES NOCIVAS.

    Surge la pregunta: ¿qué pasó con los que opinan que el Ministerio de Cultura o Municipalidad de Lima impulsan acciones positivas en cultura?

    Este es un tema central, ¿la cultura (la gestión pública de la cultura) está mal, regular, pésimo?, si está muy mal o pésimo ¿cuál es la razón… por qué estamos tan mal en cultura en Lima y en el Perú? (tema-debate que debiéramos “pasar en limpio”)

    Estoy de acuerdo con que en boom económico la cultura sufre la misma postergación que ha sufrido por décadas y que una de las manifestaciones de esta persistente crisis es el divorcio entre autoridades y la sociedad civil (y el sector de la cultura); y, además, se constata debilidad institucional y de liderazgo.
    Pero, repito, ante esta conclusión ¿qué pasa con aquellos que creen que Gobierno o municipio limeño apoyan la cultura?, ¿que pasa con las corresponsabilidades de los equipos de la Ministra de Cultura y del Gerente de Cultura del municipio limeño?

    El borrador de trabajo de VOTA CULTURA no da los nombres de las autoridades no democráticas, ¿los equipos de estas autoridades son corresponsables de lo que deciden sus jefes? SÍ.
    UNO: ¿Debiera el borrador de trabajo mencionar nombres de autoridades “verticales, herméticas, opacas”?

    DOS: el apoliticismo. Es como si conociéramos que la gestión pública de la cultura es mediocre y nefasta: la demolición de patrimonio es visible, el hecho que la Paisana Jacinta tenga rating señala grave problema de la naturalización de racismo (pero MINCU tiene campaña contra el racismo¿?) , el arte contemporáneo en el Perú está en manos de un museo (MALI) de sector social de derecha (y demolición de patrimonio o calidad de la programación de TV y Prensa está en manos de empresarios de sector social de derecha) o carecemos de Museo de Arte Contemporáneo público, etc. (en el “etc.”. adjunte su tema de preocupación) , ESTAMOS MAL PERO NOS ACOMODAMOS Y PROSIGUE TODO IGUAL…

    Para muchos artistas, desde el apoliticismo. la palabra “política” puede estar asociada a “peligro”, el de ser considerado conflictivo y el temor de perder oportunidades de trabajo… el sesgo de asociar arte a entretenimiento (la Empresa considera innecesario el pensamiento crítico) se ha reforzado en estos tiempos del comercialismo desatado.

    ¿Saben?, si no mencionamos nombre de autoridades negligentes es como si habláramos en general, y así todo se diluye, no se emplaza y señalan responsabilidades con nombre propio… y si lo hiciéramos eso debiera venir acompañando de sanción social, y Ministra o Gerente de Cultura (y futuras autoridades) comenzarían a sentir que no hay impunidad… ojala a sentir vergüenza.
    Pero, al emplazar a autoridades con nombre propio, probablemente surja el espíritu de cuerpo de muchos artistas (o adláteres) que temerosos de perder su trabajo –y que les conviene que el estado de cosas establecido siga inalterado– señalen a impulsores de la reforma como “radicales”, sabiendo además que poderosos intereses económicos (que usan TV y Prensa) les conviene que la institucionalidad de la cultura continúe siendo débil y que la autoridad sea lo decorativa que es hoy.

    ¿Qué tal?, ¿cómo seguimos adelante en el proceso Post Balance de Cultura?

    Si no mencionamos nombres todo se diluye, si los hacemos –y tocamos fibra– se pretenderá satanizarnos… lo de siempre: activistas como minoría a contracorriente.

    Otro: ¿cómo sumar más adherentes a la causa de sacar a la cultura de la marginalidad? … adelantando otro tema, a esto debe apuntar la incidencia política (y guía o manual de políticas culturales, con su campaña de memes), al propio sector de la cultura (reconociendo la presencia del apoliticismo, que es igual a bajo nivel de ciudadanía), además de a las autoridades y otros actores responsables de la gestión pública de la cultura.

    Quizá debamos evaluar si enfatizamos el llamamiento amplio para que se adhieran más personas del sector de la cultura a las reuniones Pos Balance… o enfatizamos el trabajo interno para el fortalecimiento de capacidades de los que conocemos tenemos un interés explícito en el tema (y venimos siendo persistentes en el tiempo)…

    Herbert
    28-03-2014

  2. SOBRE “Desarrollo y Edición de “Políticas Culturales: Guía/Recomendaciones para Candidatos”
    La propuesta de incidencia política a través de una Guía de Políticas Culturales y campañas virales en medios sociales me parece un paso adelante en el proceso del esfuerzo de la sociedad civil –nosotros- articulada alrededor del tema “impulso de las políticas culturales para poner a la cultura al centro del debate”. Porque la Guía (le pondría de título la frase que circuló en el Congreso de Hangzhou: EL FUTURO DEPENDE DE LA CULTURA) implica un esfuerzo de síntesis de ideas, lo que su vez implica analizar distintos temas y establecer su prioridad de acuerdo a las necesidades de nuestra realidad (y esto, qué considera cada uno que es lo importante y debe ser tomado en cuenta, requiere de un espacio de debate).
    El tema “políticas culturales” es complejo, requiere manejo de información, requiere proceso de reflexión, y es tema de especialistas ¿o no?… la Guía puede ser elaborada por una Comisión, pero, si se me entiende, las ideas que terminen siendo la síntesis del proceso de debate y de la toma de decisiones, implica un punto de vista, una opinión sobre diverso temas, esto es, el producto final puede ser el punto de vista de la comisión encargada de elaborar la Guía (y asumida por el conjunto) pero debiera ser un producto del consenso de los participantes de VOTA CULTURA-POST BALANCE DE CULTURA 2013… Como ve nuevamente aparece la tensión: ¿dejamos abierto el proceso y que cuando se integre un nuevo interesado opine y volvamos a iniciar desde cero el proceso de recojo de opiniones?… Otro: fortalecer capacidades es para capacitar a interesados en la iniciativa para que sus aportes tengan como fundamento documentos base (Convenciones, Declaraciones, Informes Mundiales, el reciente informe de la Sexta Cumbre Mundial de las Artes y la Cultura (Santiago de Chile, Enero 2014). Pongo sobre el tapete estas reflexiones, de hecho se trata de buscar una fórmula para avanzar. Recuerdo las épocas en que como parte del desmantelamiento de las reformas de Velazco se redujeron drásticamente las atribuciones del INC; como con Barrantes alcalde de Lima su equipo de cultura impulso el Plan de Participación Cultural con su Centro Cultural la Carpa Teatro; recuerdo el SICLA y el CICLA, y lo del Primer Congreso de Políticas Culturales (2008-2009) con Bákula, … como país avanzamos –o retrocedemos– a tumbos, sin gobernanza en cultura, los retos no son sencillos ¡pero se viene haciendo un lento pero consistente camino para cambiar el escenario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *